Frutos Secos para tú salud

Frutos secos para tu salud
Written by Karina

Últimamente los frutos secos se han convertido en mis mejores amigos. Y es que aparte de ser ricos, son muy beneficiosos para la salud. Estos pueden ser parte del desayuno, merienda y comida, como las ensaladas. Además son fáciles de combinar, preparar y lo que más me encanta es que son muy prácticos. Puedes llevar una bolsita de frutos secos en tú caltera sin ningún problema ya que son la merienda perfecta cuando el hambre ataca.

 Los frutos secos más conocidos son:

  • Almendras
  • Avellanas 
  • Ciruelaspasas
  • Dátiles
  • Macadamia
  • Nuez
  • Nuez pecán
  • Pasas de uva
  • Piñones 
  • Pistachos
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de girasol 

Frutos secos para tu salud

Los frutos secos son alimentos muy energéticos, ricos en grasas saludables, proteínas, también aportan grandes cantidades de vitaminas, minerales y ácidos grasos (omega 3). Sus grasas saludables ayudan a reducir el nivel de colesterol malo y a incrementar el colesterol bueno. El cual reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Su alto contenido en vitamina E nos beneficia a las mujeres ya que también contienen propiedades antioxidantes. Entre las vitaminas poseen la mayoría de vitaminas B y minerales como el magnesio, hierro y zinc.

Otro aporte de los frutos secos es el calcio. El cual se recomienda para prevenir enfermedades como la osteoporosis, especialmente en las mujeres que están pasando por la menopausia. En algunos casos, el contenido de calcio puede beneficiar a las personas que sufren de intolerancia a la lactosa. Los frutos secos que más calcio tienen son las almendras y las avellanas.

Por último, son ricos en fibras. Una dieta rica en frutos secos ayuda a prevenir el estreñimiento y enfermedades intestinales.

Ya sabes, cuando te den ganas de picar algo o te sientas con la energía baja puedes comerte un puñado de frutos secos. Son ricos, energéticos y nutritivos. También pueden ser tú aliado si tú propósito es bajar de peso.

Recomendación final: en una bolsita zip lock puedes mezclar almendras, avellanas, pecán, semilla de girasol, pasas o cualquier otro fruto de tú preferencia. Lo revuelves todo y tienes la merienda perfecta. Ojo, no trates de comerte la bolsita completa. Te recomiendo comer solo un puñado por la mañana y otro en la tarde. Moderación es la clave!

11 Comments

Me gustaría saber tú opinión. Deja un comentario.